DERECHO

...................

.Profesionales del Derecho, de amplia experiencia en las ramas: Civil, Mercantil, Laboral, Sucesoral, Menores, entre otras. El presente Blog nace con la idea de facilitar herramientas que permitan (en lenguaje sencillo), la comprensión de Instituciones Jurídicas de nuestro Sistema Legal. Centro Comercial Superlider Los Teques, Piso 1, Oficina 10-10, Nivel Feria, Km 22, Carratera Panamericana, Carrizal, Area Metropolitana de Caracas, Estado Miranda, Venezuela. Tlfs: 0414/2070727, 0212/3838087.Email: abogadosaiso@yahoo.com. Twitter: @anasantandero (les enviaremos novedades de nuestro blog.)

REGISTRESE COMO USUARIO, GRATUITAMENTE:

Para registrarse como Usuario de nuestro Blog, busque en la Barra Lateral Derecha, el ícono donde se ven las imágenes de nuestros Usuarios ya registrados y haga Click en “Acceder” o en “Participar en este sitio”. Luego siga las instrucciones. NO SE ACEPTAN ANONIMOS. Dra. Ana Santander.

INFORMACION IMPORTANTE:

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

NO RESPONDEMOS A PERSONAS IDENTIFICADAS COMO "ANÓNIMO", SUS COMENTARIOS SERAN PUBLICADOS PERO NO RESPONDIDOS. EL SISTEMA NO ACEPTA INQUIETUDES REDACTADAS EN FORMA EXTENSA. NO RESPONDEMOS A MENSAJES DE TEXTO. NUESTRO BLOG, NO ES PORTAL PARA HACER DENUNCIAS CONTRA TERCEROS, NI HACER SEÑALAMIENTOS DIRECTO A PERSONAS, FAVOR ABSTENERSE DE EFECTUARLOS PUES NO SERÁN PUBLICADAS. NO RESPONDEMOS CONSULTAS VÍA TWITTER. TANTO LOS MODELOS COMO LOSCÁLCULOS DE PRESTACIONES GENERAN HONORARIOS. POR MOTIVOS AJENOS A NUESTRA VOLUNTAD, EN LO ADELANTE, NO RESPONDEREMOS CONSULTAS DEL TIPO LABORAL. Dra. Ana Santander.

29 de septiembre de 2009

VELO CORPORATIVO


   Cuando queremos abrazar en una misma sentencia la responsabilidad económica de un grupo empresarial, a pesar de haber demandado solamente a uno de sus componentes, es menester haber invocado en la demanda la existencia de tal “grupo” empresarial, para que la ejecución no solamente condene al componente demandado. Por ejemplo, cuando se pretende, por parte de un trabajador la responsabilidad en forma solidaria para el pago de sus obligaciones laborales, por parte de un grupo de sociedades mercantiles, ello sólo puede establecerse en la sentencia definitiva que se dicte en juicio principal. En consecuencia, se requiere que el actor (trabajador) haya alegado y probado la existencia del grupo o en todo caso haber citado a la empresa controlante ó solicitar su intervención en el juicio a fin de que el fallo a dictarse abarque a todos los que lo componen. Se persigue que al sentenciar al grupo económico, pueda condenarse a uno de sus miembros referidos en el fallo que, igualmente fue mencionado en la demanda, aunque no haya sido emplazado, siempre y cuando en el debate probatorio se haya demostrado la unidad económica que conforma el grupo. Se trata de traer a la luz la existencia de ese mencionado grupo empresarial en la causa, para que opere el levantamiento del velo corporativo. En nuestra jurisprudencia, se ha admitido la teoría del levantamiento del velo, admitiendo que determinada sociedad mercantil, que no ha sido citada a juicio ni participado en éste, sea condenada por la sentencia estimatoria de la demanda que hubiere sido incoada contra otra compañía de comercio perteneciente al mismo grupo que aquélla, en éstos términos: ‘Se perdería el efecto del levantamiento o suspensión del velo, si el acreedor tuviere que dividir su acreencia, e ir contra cada uno de los partícipes del conjunto, y ello no es lo previsto en las leyes especiales que regulan la responsabilidad grupal. Ahora bien, en la fase de ejecución de sentencia, donde no hay un proceso de cognición, tal situación de extensión de la fase ejecutiva a quien no ha sido demandado como miembro del grupo, o cuando menos no ha sido mencionado como parte de un “grupo empresarial” no podría ocurrir, ya que el principio es que el fallo debe señalar contra quién obrará y, de omitir tal señalamiento, la sentencia no podría ejecutarse contra quien no fue condenado. Sin embargo, nuestra jurisprudencia ha establecido una excepción basada en el orden público así: “…El principio anterior, a juicio de esta Sala, sufre una excepción en materia de orden público, cuando la ley señala una obligación -o una actividad- que debe corresponder en conjunto al grupo. En la materia exclusiva donde esa obligación o actividad en conjunto existe, así la demanda no se incoe contra el grupo como tal, sino contra uno de sus componentes, debido a que por la ley todos los miembros tienen una responsabilidad o deben contribuir a resolver una situación, por lo que conocen de la demanda así no sea contra ellos, si de autos quedan identificados quiénes conforman al grupo y sus características, la sentencia podrá abarcar a los miembros de éste no mencionados en el libelo. No se trata exclusivamente de una cuestión de solidaridad entre los diversos miembros del grupo económico, como la denomina el artículo 21 del Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo o el artículo 323 del Decreto con Rango y Fuerza de Ley General de Bancos y Otras Instituciones Financieras, y como fuese planteado por el fallo sometido a consulta, sino de una obligación indivisible que nace por la existencia de los grupos; y este criterio funciona exclusivamente en materia de orden público e interés social, donde es necesario proteger al débil o a la sociedad, en aras de una justicia eficaz, contraria a la multiplicidad de juicios, para dar cumplimiento a los artículos 2 y 26 constitucionales, y es en estas materias donde se puede dictar el fallo contra personas determinadas que surgen de autos como elementos del grupo, así no fueran mencionados en la demanda...” (subrayado mío). En mi criterio, ello sólo podría suceder, si hay pruebas inequívocas del grupo, de sus componentes y del ente o sujeto controlante, pero tal excepción, ya estando en la etapa de ejecución de sentencia, es de imposible aplicación, pretender el levantamiento del velo corporativo, a quienes ni siquiera aparezcan de autos, como partes integrantes de un grupo empresarial, contraría el Derecho a la Defensa y al Debido Proceso, (constitucionalmente protegidos), pretender, en ésta etapa la extensión de los efectos de una condena a quien no ha sido parte en el juicio, con la sola posibilidad para la empresa afectada por la condena, de aperturar una articulación probatoria, dada su brevedad, es insuficiente para garantizarle el ejercicio pleno de su derecho a la defensa donde pueda desarrollar en toda su extensión el contradictorio con sus excepciones respectivas y las pruebas que a bien tuvieran promover. En atención a lo antes expuesto, siempre habrá de por lo menos, mencionarse la existencia del grupo, y traer a juicio probanzas que ilustren el criterio del Juzgador en éste sentido, para poder sí pretender una condena contra una o varias de las empresas integrantes del "grupo", a pesar de no habérsele (s) citado procesalmente.
   Dra. Ana Ines Santander Ortiz

3 comentarios:

  1. Muy bueno el articulo de la demanda.Para tener en cuenta.

    ResponderEliminar
  2. que excelente artículo me aclaro dudas para un caso

    ResponderEliminar

Comentarios de Nuestros Usuarios