DERECHO

...................

.Profesionales del Derecho, de amplia experiencia en las ramas: Civil, Mercantil, Laboral, Sucesoral, Menores, entre otras. El presente Blog nace con la idea de facilitar herramientas que permitan (en lenguaje sencillo), la comprensión de Instituciones Jurídicas de nuestro Sistema Legal. Centro Comercial Superlider Los Teques, Piso 1, Oficina 10-10, Nivel Feria, Km 22, Carratera Panamericana, Carrizal, Area Metropolitana de Caracas, Estado Miranda, Venezuela. Tlfs: 0414/2070727, 0212/3838087.Email: abogadosaiso@yahoo.com. Twitter: @anasantandero (les enviaremos novedades de nuestro blog.)

REGISTRESE COMO USUARIO, GRATUITAMENTE:

Para registrarse como Usuario de nuestro Blog, busque en la Barra Lateral Derecha, el ícono donde se ven las imágenes de nuestros Usuarios ya registrados y haga Click en “Acceder” o en “Participar en este sitio”. Luego siga las instrucciones. NO SE ACEPTAN ANONIMOS. Dra. Ana Santander.

INFORMACION IMPORTANTE:

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

NO RESPONDEMOS A PERSONAS IDENTIFICADAS COMO "ANÓNIMO", SUS COMENTARIOS SERAN PUBLICADOS PERO NO RESPONDIDOS. EL SISTEMA NO ACEPTA INQUIETUDES REDACTADAS EN FORMA EXTENSA. NO RESPONDEMOS A MENSAJES DE TEXTO. NUESTRO BLOG, NO ES PORTAL PARA HACER DENUNCIAS CONTRA TERCEROS, NI HACER SEÑALAMIENTOS DIRECTO A PERSONAS, FAVOR ABSTENERSE DE EFECTUARLOS PUES NO SERÁN PUBLICADAS. NO RESPONDEMOS CONSULTAS VÍA TWITTER. TANTO LOS MODELOS COMO LOSCÁLCULOS DE PRESTACIONES GENERAN HONORARIOS. POR MOTIVOS AJENOS A NUESTRA VOLUNTAD, EN LO ADELANTE, NO RESPONDEREMOS CONSULTAS DEL TIPO LABORAL. Dra. Ana Santander.

23 de febrero de 2010

IMPUESTO AL VALOR AGREGADO. DECRETO NRO. 5770 DE FECHA 27 DE DICIEMBRE DE 2007


Es conveniente que en ésta ocasión me dirija a los profesionales en libre ejercicio, tales como abogados, odontólogos, contadores, etc. Quienes estábamos exentos del Pago y Retención del I.V.A. Pues bien. En lo adelante y a partir del 01 de Enero del 2010, por mandato de éste Decreto, deberemos comenzar a retener, declarar y pagar este impuesto. El pre-citado decreto, establecía la categoría de contribuyentes formales, (nosotros), los cuales estaban exonerados, pero que ahora pasamos a ser contribuyentes ordinarios del IVA; salvo que todas sus operaciones se encuentren exentas o exoneradas (que no es nuestro caso). Lo anterior es muy importante, pues implica mandar a elaborar los talonarios de facturas; presentar todos los meses y para siempre las correspondientes declaraciones del IVA; pagar mensualmente dicho impuesto y llevar el libro de compras y el de ventas. Y todo eso aunque la facturación sea mínima o nada se facture. Examinaré el Decreto así: CONTRIBUYENTES ORDINARIOS Y CONTRIBUYENTES FORMALES: La Ley del Impuesto al Valor Agregado define como CONTRIBUYENTES ORDINARIOS de ese impuesto a: Los importadores habituales de bienes, Los industriales, Los comerciantes, Los prestadores habituales de servicios, y, en general toda persona natural o jurídica, que como parte de su giro, objeto u ocupación, realice las actividades, negocios jurídicos u operaciones, que constituyen hechos imponibles. LOS HECHOS IMPONIBLES A LOS FINES DE LA LEY DEL IMPUESTO AL VALOR AGREGADO: La venta de bienes muebles corporales, La importación definitiva de bienes muebles, La prestación a título oneroso de servicios independientes, ejecutados o aprovechados en el país, incluyendo aquellos provenientes del exterior, El consumo de los servicios propios del objeto, giro o actividad del negocio, La venta de exportación de bienes muebles corporales, La exportación de servicios. CLASIFICACIÓN DE LOS CONTRIBUYENTES: CONTRIBUYENTES ORDINARIOS: 1.-Contribuyentes especiales: Son los contribuyentes, sujetos pasivos, a los cuales el SENIAT haya calificado como especiales. 2.-Contribuyentes normales: Son los contribuyentes, sujetos pasivos, a los cuales el SENIAT NO haya calificado como especiales. CONTRIBUYENTES FORMALES: Son contribuyentes formales los sujetos que realicen exclusivamente actividades u operaciones exentas o exoneradas del impuesto. (Nosotros). OBLIGACIONES DEBEN CUMPLIR LOS CONTRIBUYENTES FORMALES: -Solo cumplen con los deberes formales que corresponden a los contribuyentes ordinarios. -No deben cobrar el IVA por las ventas que realicen y -No están obligados al pago del IVA, no siéndoles aplicable, por tanto, las normas referentes a la determinación de la obligación tributaria. SITUACION DE LOS CONTRIBUYENTES FORMALES ANTE LA LEGISLACION ACTUAL: En la reforma de la Ley del IVA, corregida en la Gaceta Oficial Extraordinaria Nro. 5.601 de fecha 30 de agosto de 2002, se eliminó el monto mínimo para tributar de TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.), aplicable al año 2002, con el objeto de ampliar el universo de contribuyentes. Con esta modificación, a partir del 01 de noviembre de 2002, todas aquellas personas naturales o jurídicas que realicen actividades de ventas de bienes o prestación de servicios gravados por el IVA, se convertirían en contribuyentes de este impuesto. Con fecha 15 de noviembre de 2002 se publica el Decreto 2.133 que establece que se exoneran del pago del IVA, las ventas de bienes muebles o prestaciones de servicios efectuadas por los industriales, comerciantes, prestadores de servicios y demás personas que durante el año 2001 o en el año 2002, hayan realizado operaciones por un monto inferior o igual a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.). Estos contribuyentes se consideraron como contribuyentes formales en los términos establecidos en el artículo 8 de la Ley del IVA. El beneficio de exoneración establecido en este Decreto no tenía un plazo máximo de duración y sería aplicado hasta tanto sean dictadas las normas correspondientes al nuevo Régimen Simplificado de Tributación para Pequeños Contribuyentes. (MONOTRIBUTO). Este decreto de exoneración, estuvo vigente por un período de CINCO (5) años, es decir hasta el 15 de noviembre de 2007. A partir de esa fecha, igual que lo ocurrido antes, todas aquellas personas naturales o jurídicas que realicen actividades de ventas de bienes o prestación de servicios gravados por el IVA, se convertirían en contribuyentes ordinarios de este impuesto. Con fecha 27 de diciembre de 2007 se publica en la Gaceta Ordinaria nro. 38.839 de esa misma fecha el Decreto 5.770 donde se establece que se exoneran del pago del IVA, las venta de bienes muebles o prestaciones de servicios efectuadas por las empresas, comerciantes , prestadores de servicios y demás personas naturales jurídicas, y entidades sin personalidad jurídica, que realicen operaciones por un monto igual o inferior al equivalente a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) , en el año calendario inmediato anterior a la publicación de este Decreto en la Gaceta Oficial. Para el cálculo de las TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) se debían considerar todas las operaciones realizadas, incluyendo las gravadas, no sujetas, exentas y exoneradas. LA EXONERACIÓN NO PROCEDE CUANDO EL CONTRIBUYENTE REALICE PARCIAL O TOTALMENTE UNA O VARIAS DE CIERTAS ACTIVIDADES: Venta de vehículos automotores, buques o aeronaves, Venta de equipos destinados a la transmisión y recepción de datos, imagen o sonido, incluyendo sus partes y piezas, Venta de artículos de perfumería, cosméticos y de tocador, Venta de relojes y artículos de joyería. Así como su reparación y servicio técnico, Arrendamientos o construcción de inmuebles con fines distintos al residencial, Arrendamiento de bienes muebles, incluyendo la cesión de derechos sobre los mismos, Servicios de telecomunicaciones, Servicios prestados por hoteles, casas de huéspedes, campamentos y otros lugares de alojamiento, Servicios de belleza, estética y acondicionamiento físico, tales como peluquerías, barberías, gimnasios, centro de masajes corporales y servicios conexos, Servicio de mantenimiento y reparación de vehículos automotores, Servicio de lavado y pulitura de vehículos automotores, Servicio de estacionamiento de vehículos automotores, Servicios de actividades de lotería, distribución de billetes de lotería, bingos, casinos y demás juegos de envite o azar. Es decir estas personas que desarrollen las actividades mencionadas en los numerales 1 a 13, deberán incluir en sus facturas el IVA cualquiera que sea el monto de sus ingresos anuales. Y por lo tanto son contribuyentes ordinarios del IVA. NO SE APLICARÁ LA EXONERACIÓN CUANDO EL CONTRIBUYENTE SE ENCUENTRE DENTRO DE CIERTOS SUPUESTOS: Si Califica en cualquier momento como contribuyente ordinario del IVA, incluso en los casos en que haya perdido la exoneración en los términos previstos en el Artículo de este Decreto, Si Refleja en sus cuentas bancarias, créditos iguales o superiores al equivalente a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) en el año calendario, salvo que pueda comprobar que el excedente es producto de la venta de bienes de uso particular no vinculados con su actividad económica, Si no efectúa cotizaciones correspondientes a la seguridad social de sus empleados, Si vende bienes o presta servicios, distintos al suministro de comida o bebida, a entes públicos o personas jurídicas que haya sido calificadas como sujetos pasivos especiales, designados como agentes de retención o percepción del IVA. Estas personas dejan de ser contribuyentes formales y pasan a ser contribuyentes ordinarios, por lo tanto deben incluir en sus facturas el IVA correspondiente. SON CONTRIBUYENTES FORMALES ENTONCES: Aquellos contribuyentes que tengan ingresos menores a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) y que realicen actividades sujetas al impuesto pero no estén contenidas en los trece numerales mencionados anteriormente. Aquellos contribuyentes que tengan ingresos menores a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) y que realicen actividades sujetas al impuesto que no incumplan con los deberes formales. Aquellos contribuyentes que tengan ingresos menores a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) y que realicen actividades sujetas al impuesto que no reflejen en sus cuentas bancarias depósitos por un monto superior a 3.000 U.T. Aquellos contribuyentes que tengan ingresos menores a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) y que realicen actividades sujetas al impuesto que no realicen ventas o presten servicios a entes públicos o a contribuyentes especiales. Aquellos contribuyentes que tengan ingresos menores a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) y que realicen actividades sujetas al impuesto que hagan las cotizaciones a la seguridad social. Aquellos contribuyentes que realicen exclusivamente actividades exentas o exoneradas del IVA. Todo ello, salvo cuando el contribuyente en cualquier momento comience a tener ingresos superiores a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.). También el Decreto aclara que las personas o entidades que al momento de entrada en vigencia de este decreto califiquen como contribuyentes ordinarios del IVA, no disfrutará de esta exoneración aun cuando en años posteriores realice operaciones por un monto inferior o igual a TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.). LOS BENEFICIADOS DE ESTA EXONERACIÓN SON CONTRIBUYENTES FORMALES Y DEBEN CUMPLIR CON LAS OBLIGACIONES FORMALES, TALES COMO: Emitir facturas colocando en las mismas la mención que es CONTRIBUYENTE FORMAL. Llevar Libros de Ventas y de Compras. Presentar declaraciones trimestralmente (si los ingresos superan las UN MIL QUINIENTAS UNIDADES TRIBUTARIAS) o semestralmente (si los ingresos no superan las UN MIL QUINIENTAS UNIDADES TRIBUTARIAS. Contribuyentes formales que en cualquier momento luego de la entrada en vigencia de este Decreto supere la cantidad mínima de TRES MIL UNIDADES TRIBUTARIAS (3.000 U.T.) pasarán a ser contribuyentes ordinarios a partir del primero (1ero) de enero del año inmediatamente siguiente. No gozarán de esta exoneración los contribuyentes que no cumplan con los deberes formales, es decir, a quienes el SENIAT imponga sanción, por el incumplimiento de los deberes a que estén obligados conforme a la normativa que rige para los CONTRIBUYENTES FORMALES, siempre que se trate de los siguientes supuestos: No emitir o entregar facturas u otros documentos, No llevar libros o registros especiales, No presentar las declaraciones. Este decreto tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2009, es decir, las operaciones que se realicen hasta el 31 de diciembre de 2009. LOS BENEFICIARIOS DE ESTA EXONERACIÓN PASARÁN A PARTIR DEL PRIMERO (1ERO) DE ENERO DE 2010 A SER CONTRIBUYENTES ORDINARIOS CUALQUIERA SEA EL MONTO DE SUS OPERACIONES. Los únicos contribuyentes que quedarían como formales serían los que exclusivamente realicen actividades exentas o exoneradas, esto es los que sus operaciones se encuentren exentas o exoneradas conforme a lo dispuesto en la Ley que establece el IVA o en otros decretos de exoneración, según corresponda. PERSONAS QUE REALIZAN ACTIVIDADES NO SUJETAS: Bancos, Institutos de Crédito o empresas regidas por la Ley General de Bancos, Las Sociedades de Seguros, las Sociedades de Reaseguros, los Corredores de Seguros, los Agentes de Seguros, las Sociedades de Corretaje, los Ajustadores, Las Sociedades Cooperativas, Las Bolsas de Valores. CONCLUSION: Cualquier persona que venda bienes o preste servicios, cualquiera que sea el monto de sus ingresos anuales, a partir del 01 de enero de 2010, deberá cumplir con todas las obligaciones que establece la Ley del IVA para los contribuyentes ordinarios, es decir, deben emitir facturas autorizadas donde se detalle, por separado, el IVA correspondiente, llevar los libros de compras y ventas y presentar las declaraciones dentro de los primeros quince días de cada mes. Algunas de las personas que se convierten en contribuyentes son los siguientes: buhoneros, plomeros, electricistas, pintores, pequeños comerciantes, industriales y prestadores de servicios. El sistema tributario venezolano establece la entrada en vigencia del RÉGIMEN SIMPLIFICADO DE TRIBUTACIÓN PARA PEQUEÑOS CONTRIBUYENTES (RST) (MONOTRIBUTO), el cual permite sustituir las obligaciones establecidas para el Impuesto sobre la Renta y el IVA, para aquellos pequeños contribuyentes que opten por inscribirse en este Régimen. Sin embargo, mientras no se apruebe este RST, estos pequeños contribuyentes quedan totalmente desprotegidos ante el Fisco Nacional. La mayoría de estos pequeños contribuyentes no están preparados para cumplir con estas obligaciones y, por lo tanto, al no cumplirlas pueden ser sancionados con el Código Orgánico Tributario que establece multas muy elevadas. Por todo lo antes expuesto se debe: Aprobar el Régimen Simplificado de Tributación para Pequeños Contribuyentes (RST), para que los pequeños contribuyentes, si así lo decidan, tengan la oportunidad de inscribirse en este Régimen.
Dra. Ana Santander

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de Nuestros Usuarios