DERECHO

...................

.Profesionales del Derecho, de amplia experiencia en las ramas: Civil, Mercantil, Laboral, Sucesoral, Menores, entre otras. El presente Blog nace con la idea de facilitar herramientas que permitan (en lenguaje sencillo), la comprensión de Instituciones Jurídicas de nuestro Sistema Legal. Centro Comercial Superlider Los Teques, Piso 1, Oficina 10-10, Nivel Feria, Km 22, Carratera Panamericana, Carrizal, Area Metropolitana de Caracas, Estado Miranda, Venezuela. Tlfs: 0414/2070727, 0212/3838087.Email: abogadosaiso@yahoo.com. Twitter: @anasantandero (les enviaremos novedades de nuestro blog.)

REGISTRESE COMO USUARIO, GRATUITAMENTE:

Para registrarse como Usuario de nuestro Blog, busque en la Barra Lateral Derecha, el ícono donde se ven las imágenes de nuestros Usuarios ya registrados y haga Click en “Acceder” o en “Participar en este sitio”. Luego siga las instrucciones. NO SE ACEPTAN ANONIMOS. Dra. Ana Santander.

INFORMACION IMPORTANTE:

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

NO RESPONDEMOS A PERSONAS IDENTIFICADAS COMO "ANÓNIMO", SUS COMENTARIOS SERAN PUBLICADOS PERO NO RESPONDIDOS. EL SISTEMA NO ACEPTA INQUIETUDES REDACTADAS EN FORMA EXTENSA. NO RESPONDEMOS A MENSAJES DE TEXTO. NUESTRO BLOG, NO ES PORTAL PARA HACER DENUNCIAS CONTRA TERCEROS, NI HACER SEÑALAMIENTOS DIRECTO A PERSONAS, FAVOR ABSTENERSE DE EFECTUARLOS PUES NO SERÁN PUBLICADAS. NO RESPONDEMOS CONSULTAS VÍA TWITTER. TANTO LOS MODELOS COMO LOSCÁLCULOS DE PRESTACIONES GENERAN HONORARIOS. POR MOTIVOS AJENOS A NUESTRA VOLUNTAD, EN LO ADELANTE, NO RESPONDEREMOS CONSULTAS DEL TIPO LABORAL. Dra. Ana Santander.

27 de agosto de 2014

ALCANCE, VALIDEZ, FACULTADES OTORGADAS A LOS ABOGADOS A TRAVES DE LOS PODERES (PODER APUD ACTA):


En ocasiones, los Abogados, a veces por razones de celeridad o por razones de economía, les solicitamos a nuestros clientes Poderes Apud Acta. Ahora bien, ¿este poder, otorgado en una causa X, será válido para representar a nuestro cliente, en todos los asuntos que puedan corresponder o tener conexión directa con esa causa?, o ¿será solo válido para  representar a nuestro cliente, en las diferentes instancias, incidencias de esa causa unicamente?. La respuesta la tenemos en sentencia de la Sala Constitucional del TSJ del 25/07/2014 que resumiremos así: “si bien el ejercicio del recurso de apelación fue tempestivo, no consta en autos, ni en copia simple ni certificada, instrumento poder que habilite al abogado X…, para accionar ante la Instancia Constitucional…observa esta Sala que al escrito libelar contentivo de la acción de amparo constitucional incoada, …señaló que actuaba en su carácter de apoderado judicial del ciudadano Y se acompañó únicamente la copia simple de diligencia mediante la cual se le confiere poder apud acta ante el Juzgado…de Primera Instancia de Mediación... Evidenciándose además que el Tribunal Superiordio curso al amparo constitucional y realizó la audiencia con la presencia del sedicente abogado Freddy Guerrero Ch. y en ausencia del ciudadano Y…En ese sentido, estima oportuno indicar esta Sala Constitucional lo dispuesto en el artículo 152 del CPC: “El poder puede otorgarse también apud acta, para el juicio contenido en el expediente correspondiente, ante el Secretario del Tribunal, quien firmará el acta junto con el otorgante y certificará su identidad”se colige de manera inequívoca que el poder otorgado ante el Secretario del Tribunal sólo surte sus efectos en el juicio contenido en el expediente correspondiente y no en otro. Asimismo el amparo constitucional conlleva el ejercicio de una acción autónoma, y en relación a los casos de amparo contra actuaciones judiciales ciertamente es independiente del juicio donde presuntamente se causó la injuria constitucional, por lo que se refiere a una acción nueva, independiente de la principal compuesta por elementos distintos, con un objeto distinto y con partes igualmente diferentes, la cual es conocida, en principio por otro tribunal, de otro grado –la segunda instancia-. Por otra parte, ha expresado esta Sala en fallos anteriores, que en general quien otorga un poder apud acta para un juicio específico, no ha querido otorgar uno general, o por lo menos este tipo de instrumento no expresa ese deseo, por tanto, no se puede suponer que el otorgante desee que aquel a quien le ha sido conferido el mandato le represente en todos o cualquier juicio y en todo momento; desea, por muy general que el mismo sea, que le representen sólo en el juicio para el que fue otorgado…así entonces, podrá ejercer la representación de su mandante en las dos instancias respectivas y en cualquier incidencia que se presente siempre y cuando sea dentro de ese proceso y no otro. Ello así, y tomando en cuenta que el juicio de amparo constitucional no constituye una tercera instancia del proceso principal, sino que se trata de una litis nueva en la cual se ventilan denuncias por violaciones constitucionales, distintas al thema decidendum inicial, quien ostente un poder así otorgado, no puede pretender erigirse como apoderado judicial dentro del marco de un proceso de amparo constitucional, ni por la parte agraviada, ni por la parte agraviante. Es por ello, que aun en el presente caso, en el cual se incluyó en el poder otorgado apud acta la facultad de ejercer “Acción de Amparo Constitucional autónomo, cautelar o sobrevenido”, la misma no podrá ejercerse por el hecho de no constituir una incidencia dentro del juicio de partición de bienes en el que se otorgó dicho poder, por lo que el radio de acción del mencionado poder sólo abarca la causa en la que fue otorgado, y no puede hacerse extensivo otro proceso distinto aún de amparo como el presente…de allí que deba considerarse como inadmisible la misma, debido a la inexistente representación que el abogado se arroga. Así se decide...ante la omisión de acompañar el respectivo poder con base en el cual se dice actuar como apoderado a la solicitud planteada, no podría dársele al querellante la oportunidad posterior de consignarlo con fundamento en el artículo 19 de la LOASDGC, ya que ello sería suplir omisiones de las partes más allá de la facultad establecida en el mencionado artículo 19, ya que tal disposición tiene por objeto hacer posible la corrección del escrito contentivo de la solicitud de amparo, caso en que ésta sea oscura o insuficiente; y ello entonces supone hacer una interpretación indebida del alcance de la disposición en referencia cuando se invoca para suplir por su intermedio, total o parcialmente, la carga probatoria inicial del accionante. En consecuencia, y siendo lineal con el planteamiento que se viene desarrollando, lo correcto es aplicar lo dispuesto en el aparte quinto citado, conforme a lo establecido en el artículo 48 de la LOASDGC, y declarar la inadmisibilidad de la acción. Es necesario reconocer que el legislador de amparo no castiga expresamente con la inadmisibilidad la falta de consignación del mandato como tal, hasta el punto de que en la norma parcialmente transcrita se puede apreciar cómo es aceptado el hecho de que se haga referencia suficiente en la solicitud de los datos que identifiquen el poder previamente conferido, y que deberá ser consignado antes de la oportunidad en que el órgano jurisdiccional respectivo se pronuncie sobre la admisión de la acción, pero mal se puede consignar con posterioridad a la interposición del amparo, un poder que, para ese momento, no había sido otorgado y del que sería materialmente imposible aportar datos de identificación de la manera como lo exige la norma comentada. El supuesto anterior podría darse, asimismo, en aquellos casos en los que la representación se pretenda fundamentar en un instrumento poder otorgado de conformidad con lo establecido en el artículo 152 del Código de Procedimiento Civil, en el curso del juicio principal o en cualquier otra incidencia, es decir, un poder apud acta, con la advertencia lógica de que ese tipo de poder sería perfectamente válido cuando sea otorgado en el curso del proceso constitucional de amparo; el problema que de seguidas se tratará de esclarecer, radica en la determinación del momento preclusivo que tiene el accionante para la consignación del poder en las actas del proceso de amparo, o hasta qué momento dispone, para consignar el poder recién otorgado, o en el segundo supuesto, el instrumento poder previamente otorgado mas no acompañado anexo a la querella constitucional. Tal importancia se deriva del contenido mismo del texto del aparte quinto del artículo 19 de la LOTSJ…"

Dra. Ana Santander

2 comentarios:

  1. Dr Ana ¿Cuando muere el que da el poder, tambien queda anulado el poder? osea ¿El poder tiene vigencia solo si la persona que lo otorga esta viva?

    ResponderEliminar
  2. Sr Jose Rodriguez, está en lo correcto, solo tiene vigencia y surte efecto, mientras la persona está viva.

    ResponderEliminar

Comentarios de Nuestros Usuarios