DERECHO

...................

.Profesionales del Derecho, de amplia experiencia en las ramas: Civil, Mercantil, Laboral, Sucesoral, Menores, entre otras. El presente Blog nace con la idea de facilitar herramientas que permitan (en lenguaje sencillo), la comprensión de Instituciones Jurídicas de nuestro Sistema Legal. Centro Comercial Superlider Los Teques, Piso 1, Oficina 10-10, Nivel Feria, Km 22, Carratera Panamericana, Carrizal, Area Metropolitana de Caracas, Estado Miranda, Venezuela. Tlfs: 0414/2070727, 0212/3838087.Email: abogadosaiso@yahoo.com. Twitter: @anasantandero (les enviaremos novedades de nuestro blog.)

REGISTRESE COMO USUARIO, GRATUITAMENTE:

Para registrarse como Usuario de nuestro Blog, busque en la Barra Lateral Derecha, el ícono donde se ven las imágenes de nuestros Usuarios ya registrados y haga Click en “Acceder” o en “Participar en este sitio”. Luego siga las instrucciones. NO SE ACEPTAN ANONIMOS. Dra. Ana Santander.

INFORMACION IMPORTANTE:

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

NO RESPONDEMOS A PERSONAS IDENTIFICADAS COMO "ANÓNIMO", SUS COMENTARIOS SERAN PUBLICADOS PERO NO RESPONDIDOS. EL SISTEMA NO ACEPTA INQUIETUDES REDACTADAS EN FORMA EXTENSA. NO RESPONDEMOS A MENSAJES DE TEXTO. NUESTRO BLOG, NO ES PORTAL PARA HACER DENUNCIAS CONTRA TERCEROS, NI HACER SEÑALAMIENTOS DIRECTO A PERSONAS, FAVOR ABSTENERSE DE EFECTUARLOS PUES NO SERÁN PUBLICADAS. NO RESPONDEMOS CONSULTAS VÍA TWITTER. TANTO LOS MODELOS COMO LOSCÁLCULOS DE PRESTACIONES GENERAN HONORARIOS. POR MOTIVOS AJENOS A NUESTRA VOLUNTAD, EN LO ADELANTE, NO RESPONDEREMOS CONSULTAS DEL TIPO LABORAL. Dra. Ana Santander.

24 de octubre de 2014

INDEMNIZACION/RECLAMACION DEL DAÑO MORAL, MATERIAL, (EN MATERIA LABORAL, PENAL, CIVIL):




FUNDAMENTO: 1185, 1191, 1193  1196 del CC. La Pretensión es la indemnización por el supuesto daño moral que para el actor implicó los hechos a los cuales hace referencia en su demanda. QUE DEBE PROBARSE Y ALEGARSE PARA QUE PROCEDA UNA INDEMNIZACIÓN POR DAÑO MORAL: El grado de culpabilidad del autor, -La conducta de la víctima, sin cuya acción no se hubiese producido el daño y -La llamada escala de los sufrimientos morales. Ahora bien, pese a que es potestad del juez la liquidación del daño, ello no excluye que la víctima pueda aportar elementos probatorios acerca de las situaciones que exteriorizan dicho daño a fin de que el juez, una vez establezca la procedencia del resarcimiento, puede fijar el quantum correspondiente. En este sentido, debe quedar acreditado lo siguiente: a) La entidad o importancia del daño, tanto físico como psíquico: como consecuencia del hecho generador, nos referiremos por fines prácticos, a los accidentes de trabajo: El accidente ocasionó la lesión/muerte del trabajador quien contribuía al sustento de su familia: una esposa y X hijos. b) El grado de culpabilidad de la accionada o su participación en el accidente o acto ilícito que causó el daño: Puede o no haber quedado demostrada la responsabilidad directa de la empresa en la ocurrencia del accidente. Puede que una vez acaecido el accidente, lo declaró, y, por ejemplo, ayudó a la viuda e hijos del trabajador con los gastos funerarios. c) La conducta de la víctima: Puede o no haber quedado demostrado que haya habido conducta imprudente por parte de la víctima, quien cumplía con su trabajo. d) Grado de educación y cultura del reclamante: El trabajador tenía 40 años de edad para el momento del accidente, tenía X años laborando para la empresa y su grado de instrucción era técnico. e) Posición social y económica del reclamante: puede tratarse de un trabajador que se desempeñaba como representante de ventas, percibiendo un salario de X Bolívares. f) Capacidad económica de la parte accionada: Según el registro mercantil del documento constitutivo de la empresa demandada, ésta tiene un capital social de  X Bs. g) Los posibles atenuantes a favor de la responsable: Se evidencia de las pruebas que la empresa sufragó los gastos funerarios por X Bs. h) El tipo de retribución satisfactoria que necesitaría la víctima para ocupar una situación similar a la anterior al accidente o enfermedad: Téngase en cuenta que si el accidente ocasionó la muerte del trabajador, el daño causado será irreparable. CORRECCIÓN MONETARIA/INDEXZACION: Solo aplicará en caso que, sobre la cantidad condenada a pagar por daño moral a partir del decreto de ejecución, el demandado no cumpliere voluntariamente con el pago. Se  excluirá el lapso en que el proceso haya estado suspendido por acuerdo entre las partes, o haya estado paralizado por motivos no imputables a ellas, es decir, caso fortuito, o fuerza mayor, como vacaciones o huelgas tribunalicias, cuyo monto se determinará mediante una experticia complementaria del fallo. EL FALLO/SENTENCIA, QUE ANALICE UNA DEMANDA POR INDEMNIZACIÓN DE DAÑOS MORALES, DEBE CUMPLIREl sentenciador ha de sujetarse al proceso lógico de establecer los hechos, de calificarlos y de llegar a través de este examen a la aplicación del derecho, analizando la importancia del daño, el grado de culpabilidad del autor, la conducta de la víctima sin cuya acción no se hubiera producido el daño y la llamada de escala de sufrimientos morales, valorándolos, pues no todos tienen la misma intensidad por las distintas razones que puedan influir en ellos, para llegar a una indemnización razonable, equitativa, humanamente aceptable. Deberá expresar las razones que tuvo para fijar el monto de la indemnización acordada. Deberá expresar las razones de hecho en que se fundamenta para dejar establecido el daño  y el alcance de la responsabilidad del dañante; debe dejar establecido con precisión los hechos en que se funda para poner en evidencia los extremos fundamentales de la condenación. La sentencia que no contenga estos extremos, será nula, por falta de motivación. Si la sentencia no expresó los argumentos y razones, sobre la importancia del daño moral ocasionado, ni determinó la relación de causalidad y la gravedad de la culpa, así como tampoco, señaló las pruebas que confirman dicho daño, devendrá en nula. EN CUANTO A LA RELACIÓN DE CAUSALIDAD:  (este nexo debe ser probado por el trabajador que alegue tal hecho), la doctrina ha manifestado que “desde un punto de vista jurídico, existe relación de causalidad, por parte de aquél que debiendo y pudiendo realizar o dejar de realizar algún acto con el que hubiere impedido el daño no lo realiza o deja de realizarlo; y al dilucidar cuando llega este deber no hemos de atenernos tan sólo a la existencia de un precepto claro y terminante de la ley, sino también aquellas normas que nos impone la conciencia. CUANTO VALE EL DAÑO MORAL: Ningún auxiliar o medio probatorio puede determinar cuánto sufrimiento, cuánto dolor, cuánta molestia, cuánto se mermó un prestigio o el honor de alguien. El daño moral, no puede ser realmente cuantificable, ni mucho menos tarifado por la Ley, queda a la libre estimación del Juez sentenciador. La cuantificación de la indemnización es potestad del juez. CAUSAS O CIRCUNSTANCIAS QUE ELIMINAN LA RELACIÓN DE CAUSALIDAD: Son aquellas situaciones en las cuales la conducta, culposa o no del agente, no fue la causa del daño, sino que éste se debió a una causa distinta, extraña a la propia conducta o hecho del agente. Esas causas reciben en doctrina el nombre de causa extraña no imputable” la cual está constituida por diversos hechos: Caso fortuito, fuerza mayor, hecho de un tercero, culpa de la víctima, hecho del príncipe y culpa del acreedor. La mejor determinación acerca de qué debe considerarse caso fortuito, fuerza mayor o hecho de tercero, la encontraremos vía jurisprudencial. DAÑO MORAL EN MATERIA EN LO PENAL: Descansa en la necesidad de que sea declarada la mala fe en la denuncia o, en su caso, demostrada la simulación de un hecho punible, allí no cabe ninguna otra posibilidad que hacer procedente la indemnización. Acreditado que quien denunció lo hizo de mala fe o simuló un hecho punible, tendría que atribuirse la imputabilidad exigible a quien denunció o simuló el hecho. DAÑO MORAL EN MATERIA LABORAL: En cuanto a la estimación del daño moral causado por un accidente o enfermedad profesional, lo que debe acreditarse plenamente, es el llamado ´hecho generador del daño moral´, o sea el conjunto de circunstancias de hecho que genera la afiliación cuyo petitum doloris se reclama. Probado que sea el hecho generador, lo que procede es una estimación, lo cual se hace al prudente arbitrio del Juez. Demostrado el accidente o enfermedad profesional, se aplica la teoría de la responsabilidad objetiva, también denominada “del riesgo profesional”, según la cual el pago del resarcimiento por daño moral procede con independencia de la culpa o negligencia del patrono, pues como la responsabilidad patronal de reparar dicho daño es objetiva, opera aunque no haya habido culpa en la ocurrencia del infortunio de trabajo. ACCIONES LABORALES POR INFORTUNIOS EN EL TRABAJO: Se permite la Reclamación conjunta de 1) Las acciones contenidas en la LOTTT, (Resp. Objetiva. Por Hecho Contractual, que depende del  IVSS), la cual corresponde a la responsabilidad objetiva: (lo cual se ha denominado como “la doctrina de la responsabilidad objetiva” o “del riesgo profesional”, pero siempre condicionado a la presencia de un ineludible requisito de procedencia o presupuesto de hecho, como lo es la circunstancia de que el accidente o enfermedad a indemnizar, provengan del servicio mismo o con ocasión directa de él. El patrono debe responder e indemnizar al trabajador por los accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, provengan del servicio del mismo o con ocasión de él, aunque no haya imprudencia, negligencia, impericia o inobservancia de los reglamentos por parte de la empresa o de los trabajadores. La propia LOTTT artc. 43, establece ésta responsabilidad y la demostración del grado de incapacidad sobrevenida será relevante a los fines de determinar el monto de la indemnización.  2) Las de la LOPCYMAT, (Resp. Subjetv. Hecho ilícito, No depende del IVSS). En virtud del incumplimiento por parte del patrono de lo ordenado en dicha Ley, Responsabilidad Subjetiva: (el empleador responde por haber actuado en forma culposa, con negligencia, imprudencia, impericia o inobservancia de leyes y reglamentos, y siempre será preciso que en caso de reclamación de la indemnización correspondiente, el trabajador demuestre que el patrono conocía de las condiciones riesgosas. 3) Código Civil. Daños materiales y Daño moral  (Resp. Subjetv. Hecho ilícito del patrono, de conformidad con lo establecido en el artículo 1185, 1191, 1193  1196. NO depende del IVSS):  Para que proceda el pago, por una parte, es necesaria la demostración del hecho ilícito, por la otra, la prueba de los daños y perjuicios, conocido en doctrina como lucro cesante y daño emergente por efecto de la inejecución de una obligación. En materia laboral el patrono debe responder por los daños causados a sus trabajadores en un infortunio del trabajo, cuando tal desgracia o adversidad es a consecuencia de la violación de la normativa legal de seguridad en el trabajo por parte del patrono, es decir, con base a la responsabilidad subjetiva, requisito que no solo se aplica a las indemnizaciones derivadas de las leyes sustantivas laborales, sino que se extiende a las indemnizaciones previstas en la legislación civil ordinaria.  En el lucro cesante y daño emergente, en casos de accidente de trabajo o enfermedad profesional, la parte demandante debe y tiene la carga de demostrar ante el órgano jurisdiccional, el hecho ilícito por responsabilidad subjetiva que le imputa a la demandada, concretamente, la conducta antijurídica o culposa, la relación de causalidad y el daño ocasional. CNRB: Asímismo, nuestra carta magna contiene 2 normas fundamentales relativas a esta materia: A. La establecida en el segundo aparte del Artículo 87: Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. El Estado tomará medidas y creará instituciones que permitan el control y la promoción de estas condiciones. B. Y la establecida en el Artículo 86 ejusdem, la cual señala que: “ Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias de maternidad, paternidad, enfermedad, invalidez, enfermedades catastróficas, discapacidad, necesidades especiales, riesgos laborales,..”. Entonces, existen 3 deberes fundamentales que constituyen la contrapartida del derecho a la seguridad, higiene y medio ambiente de trabajo adecuado que tienen los trabajadores, los cuales son: - El deber de prevención, a cargo del empleador, (garantizará a sus trabajadores y trabajadoras condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. Art. 87 CRBV, - El deber de control y promoción de las condiciones y medio ambiente de trabajo, a cargo del Estado,- El deber de seguridad, a cargo de la Seguridad Social, tendiente a velar por la protección en caso de contingencias de riesgos laborales, entre otras. Art.86  CRBV. Así podemos establecer, que el deber de prevención es el de garantizar “condiciones” de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. CONCLUSIONES: El trabajador puede incoar una acción por indemnización de daños materiales y morales, provenientes de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, en la que pueden presentarse 3 pretensiones distintas, a saber: 1) El reclamo de las indemnizaciones previstas en la LOTTT, derivadas de una responsabilidad objetiva del patrono y el daño moral derivado con relación a ello; 2) Las indemnizaciones establecidas en la LOPCYMAT, que provienen de la responsabilidad subjetiva por incumplimiento de la empresa de sus disposiciones legales;  3) Se podrán reclamar las indemnizaciones derivadas del hecho ilícito del patrono, la cual supone también una responsabilidad subjetiva por la culpa o negligencia del empleador ante el daño, contemplado no en la normativa específica del Derecho del Trabajo, sino en el Derecho común (C.C). CON RESPECTO A LA RESPONSABILIDAD SUBJETIVA (INDEMNIZACIÓN ARTICULO 130 LOPCYMAT). Si por la forma en que ocurrió el accidente no puede establecerse que éste haya sido consecuencia de la violación de la normativa legal en materia de seguridad y salud en el trabajo, por parte del patrono, se declararán improcedentes las indemnizaciones derivadas de la responsabilidad subjetiva reclamadas. LA RESPONSABILIDAD PATRONAL OBJETIVA Y LA EXIMENTE DE RESPONSABILIDAD: Habiéndose establecido la existencia del hecho generador, es decir, el accidente de trabajo que indudablemente repercutió en la esfera moral del demandante, debe pensarse en la procedencia de una reclamación por responsabilidad objetiva y daño moral para quien ha sufrido un perjuicio en el cumplimiento del deber. Independientemente de que exista o no culpa o negligencia de la empresa o por parte de los trabajadores o aprendices, fundamentada en la estrecha relación que existe entre las condiciones de trabajo y el riesgo que la propia empresa entraña para la salud, vida y bienestar del laborante y es que la empresa constituye per se, un centro de riesgos profesionales de diversa índole, por la coexistencia de herramientas, maquinarias, útiles, implementos de trabajo, condiciones ambientales y personas que deben operar o conducir los mismos y que amenaza la salud de quienes allí prestan servicios. En consecuencia, si no puede establecerse que el accidente haya sido consecuencia de la violación de la normativa legal en materia de seguridad y salud en el trabajo, deberá declararse improcedente las indemnizaciones derivadas de la responsabilidad subjetiva reclamadas de conformidad con lo previsto en la LOPCYMAT y en el CC.
Dra. Ana Santander

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de Nuestros Usuarios