DERECHO

...................

.Profesionales del Derecho, de amplia experiencia en las ramas: Civil, Mercantil, Laboral, Sucesoral, Menores, entre otras. El presente Blog nace con la idea de facilitar herramientas que permitan (en lenguaje sencillo), la comprensión de Instituciones Jurídicas de nuestro Sistema Legal. Centro Comercial Superlider Los Teques, Piso 1, Oficina 10-10, Nivel Feria, Km 22, Carratera Panamericana, Carrizal, Area Metropolitana de Caracas, Estado Miranda, Venezuela. Tlfs: 0414/2070727, 0212/3838087.Email: abogadosaiso@yahoo.com. Twitter: @anasantandero (les enviaremos novedades de nuestro blog.)

REGISTRESE COMO USUARIO, GRATUITAMENTE:

Para registrarse como Usuario de nuestro Blog, busque en la Barra Lateral Derecha, el ícono donde se ven las imágenes de nuestros Usuarios ya registrados y haga Click en “Acceder” o en “Participar en este sitio”. Luego siga las instrucciones. NO SE ACEPTAN ANONIMOS. Dra. Ana Santander.

INFORMACION IMPORTANTE:

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

NO RESPONDEMOS A PERSONAS IDENTIFICADAS COMO "ANÓNIMO", SUS COMENTARIOS SERAN PUBLICADOS PERO NO RESPONDIDOS. EL SISTEMA NO ACEPTA INQUIETUDES REDACTADAS EN FORMA EXTENSA. NO RESPONDEMOS A MENSAJES DE TEXTO. NUESTRO BLOG, NO ES PORTAL PARA HACER DENUNCIAS CONTRA TERCEROS, NI HACER SEÑALAMIENTOS DIRECTO A PERSONAS, FAVOR ABSTENERSE DE EFECTUARLOS PUES NO SERÁN PUBLICADAS. NO RESPONDEMOS CONSULTAS VÍA TWITTER. TANTO LOS MODELOS COMO LOSCÁLCULOS DE PRESTACIONES GENERAN HONORARIOS. POR MOTIVOS AJENOS A NUESTRA VOLUNTAD, EN LO ADELANTE, NO RESPONDEREMOS CONSULTAS DEL TIPO LABORAL. Dra. Ana Santander.

13 de enero de 2017

CONYUGE QUE DEMANDA AL OTRO POR OBLIGACION DE MANUTENCIONEN EN SU FAVOR Y SU AJUSTE POR INFLACION:


PARTAMOS DE UN EJEMPLO: A contrajo nupcias con B, luego B, decide separarse del hogar común y abandona el domicilio conyugal, por lo tanto dejó de cumplir con sus deberes conyugales, para con A, quien tiene 58 años, tiene problemas de salud y no cuenta con los recursos económicos para poder cubrir sus necesidades de alimentación, gastos médicos etc, no labora para ninguna empresa, no ejerce ninguna profesión, sólo se dedica a los cuidados del hogar. Queremos detacar que lo anterior aplica igualmente para una pareja de esposos que conviva bajo el mismo techo y sin embargo, uno de los componentes de la pareja incurre en un evidente incumplimiento de las obligaciones maritales. Por lo tanto, este abandono puede o no incluir el desplazamiento efectivo del cónyuge culpable fuera del hogar, ya que esa posibilidad configura solamente una de las muchas maneras cómo uno de los cónyuges puede exteriorizar el incumplimiento de las obligaciones que le corresponde. No se trata que existan dos causales autónomas de abandono, física una y moral o efectiva la otra, ya que en todo instante el abandono voluntario queda configurado por el incumplimiento en sí de las obligaciones, no por la manera cómo se las incumpla. BASE LEGAL: El C.C, en sus artículos 137.- “Con el matrimonio el marido y la mujer adquieren los mismos derechos y asumen los mismos deberes. Del matrimonio deriva la obligación de los cónyuges de vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente…”. Y en su artículo 139.- “El marido y la mujer están obligados a contribuir en la medida de los recursos de cada uno, al cuidado y mantenimiento del hogar común, y a las cargas y demás gastos matrimoniales. En esta misma forma ambos cónyuges deben asistirse recíprocamente en la satisfacción de sus necesidades. Esta obligación cesa para con el cónyuge que se separe del hogar sin justa causa. El cónyuge que dejare de cumplir, sin causa justificada, con estas obligaciones, podrá ser obligado judicialmente a ello, a solicitud del otro.” Conforme al artículo transcrito, se evidencia la obligación que tienen ambos cónyuges de asistirse recíprocamente en la satisfacción de sus necesidades y sí uno de éstos deja de cumplir con las mismas, sin causa justificada, podrá ser obligado judicialmente a ello.  En este sentido, contrario a lo que acontece en los casos de pretensiones de alimentos a favor de los niños y adolescentes, en las que sólo basta demostrar la paternidad para que se presuma la obligación de suministrarlos, en el caso de pretensiones de alimentos a favor del o la cónyuge, la actuación del operador de justicia está sujeta a la demostración de cada uno de los deberes que alega la parte accionante como no debidamente suministrados, atendiendo lo dispuesto en el artículo 12 del C.P.C. Es decir, no opera a favor del actor presunción alguna.  Si la parte accionante no indicó cuantitativamente cuál era la medida de su necesidad, sino que se limitó a demandar a su cónyuge B, basado, supuestamente, porque no le suministra alimentos ni gastos médicos y si, además no demostró con las pruebas aportadas a las actas el incumplimiento por parte de B de la obligación de proveer los recursos suficientes de alimentos y los de necesidad elemental para la subsistencia, al sentenciador no lo quedará más que declarar sin lugar la pretensión de alimentos de A. Ahora bien, Y ¿SI NO SOLAMENTE DISCUTIMOS EL DERECHO “PER SE” DE ALIMENTOS A FAVOR DEL O LA CÓNYUGE, SINO SU AJUSTE POR INFLACIÓN Y/O INDEXACIÓN? Ver sentencia de la Sala de  Casación Civil del TSJ del 17 Noviembre del 2016, en juicio por obligación de manutención a favor de la cónyuge en el que se declaró parcialmente con lugar la demanda pero se negó la indexación de acuerdo al índice inflacionario nacional establecido por el B.C.V. y se solicitó fuera indexada la totalidad del monto que haya de serle cancelado a la cónyuge beneficiada, desde la fecha en que debió entregársele la mensualidad, hasta que la referida sentencia quedara definitivamente firme. Recordemos en artículo inmediatamente anterior al presente, que la doctrina de la Sala de Casación Civil sostiene que la corrección monetaria permite a la persona afectada obtener una reparación real, actual y objetiva del daño sufrido, al ajustar el valor monetario para impedir un mayor perjuicio al acreedor, en virtud a la inflación y del retardo procesal generado en el desenvolvimiento del juicio. Lo anterior es aplicable a TODA OBLIGACION PECUNIARIA y ésta ciertamente lo es. En consecuencia, la respuesta es retórica. Solo bastará discutir en artículos a futuros la Indexación o no en Obligaciones de Manutención a Favor de Menores, cuando el litigante, (sin entrar en consideraciones de lo diligente o no que pudo ser), no previó su ajuste automático y anual en la demanda.

Dra. Ana Santander

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de Nuestros Usuarios